Lo que no se habla, el cuerpo lo expresa

Cuando no expresamos lo que nos preocupa verbalmente, de alguna el cuerpo se encarga de hacerlo para poder liberarlo en forma de síntomas físicos.

Hay muchas teorias energeticas que ponen diferentes relaciones entre las emociones y los síntomas del cuerpo:

 

  • El dolor de garganta obstruye cuando no es posible comunicar las aflicciones.
  • El estómago arde cuando las rabias no consiguen salir.
  • La diabetes invade cuando la soledad duele y no sabes recibir amor.
  • El cuerpo engorda cuando la insatisfacción aprieta.
  • El dolor de cabeza deprime cuando las dudas aumentan.
  • El corazón desiste cuando el sentido de la vida parece terminar.
  • La alergia aparece cuando el perfeccionismo se vuelve intolerable.
  • Las uñas se quiebran cuando las defensas se ven amenazadas.
  • El pecho se comprime cuando el orgullo esclaviza.
  • El corazón se infarta cuando sobreviene la ingratitud.
  • Las neurosis paralizan cuando “el niño interno”tiraniza.
  • La fiebre quema cuando las defensas derriban las fronteras de la inmunidad.

 

 

Presta atención  a tu cuerpo, cuando un síntoma aparecez, no solamente prestes atención a curarlo, sino investiga porque ha aparecido, porque sino, lo más probable es que vuelva a aparecer.

 

Leer más:

https://psicologia-en-practica.blogspot.com.es/2013/12/fiebre-y-emociones.html