Obstaculos de superación

Obstáculos para superar la ruptura.

 

A lo largo del proceso de superación de la ruptura, se puede caer en  conductas auto destructivas como una forma de reaccionar a la perdida de la pareja  o aferrarse a la relación.

 

En la ruptura se suceden varias etapas o procesos por los que se pasa, muy semejantes al duelo cuando fallece alguien, y pueden darse al mismo tiempo errores que obstaculizan y retardan el proceso de recuperación:

 

 

1. La dependencia.

La persona dependiente no desea terminar la relación ni mental, ni emocionalmente ni físicamente. Se aferra a la idea de que aún queda algo vivo en la relación. Se niega a terminarla, por lo que no puede afrontar la recuperación.

La dependencia se concreta de tres maneras:


-Obsesionarse. Impidiendo  concentrarse en otros aspectos de su vida: Pensar de forma obsesiva en la ex pareja,  que estará haciendo o con quien, rememorar situaciones, lugares o canciones pasadas que fueron felices. Dificultad para dormir con sueños recurrentes. Conductas de comprobación o de contacto que necesita llevar a cabo, como llamadas, mensajes, redes sociales…

Generalmente, con el tiempo este suele desaparecer, aunque es recomendable realizar actividades diferentes y evitar las situaciones o lugares que lleven recordar a la persona añorada si provocan malestar emocional.


-Vengarse. Cuando se siente rechazado, afloran emociones de  de rabia y dolor que llevan a la venganza, como dar celos a la ex pareja, intentos de humillación-despecho, o la búsqueda de otra pareja donde se pueda ejercer un dominio mayor para no volver a sentirse rechazado.

Para superar la pauta de venganza por despecho, es importante ser consciente para poder superarla.


-Exagerar.  La persona rechazada en ocasiones piensa que  él está destrozado,  su mundo se ha roto, mientras que el de la otra persona es más estimulante y se lo está pasando muy bien, idealizando a la persona que le ha dejado, sin llegar a ser objetivo y utilizando la exageración para torturarse.


2. Las nuevas ataduras.

Opuesto al de la dependencia, es llenar la  vida con numerosas actividades para suprimir el sufrimiento, con  incapacidad de serenase y quedarse a solas.

Se buscan relaciones breves y efímeras como forma de reconstruir transitoriamente el ego dañado, pero  que añaden más inestabilidad emocional. Pasando de una relación a otra, como  defensa para reducir el dolor que no se ha solucionado. Con el tiempo esta gratificación breve termina es cada vez menor y termina desapareciendo. Siendo más habitual en hombres que en mujeres, pues tienen más facilidad para afrontar los sentimientos y el sufrimiento emocional.


3. Los excesos.

Una de las respuestas más frecuentes ante la pérdida y el rechazo son las conductas compulsivas, el exceso o abuso de alcohol o comida para poder tolerar mejor el dolor de la pérdida amorosa. Dando un alivio emocional de forma temporal

 

4. La comparación.

Una vez la persona se siente en condiciones de volver a salir con alguien puede caer en la trampa de comparar los posibles candidat@s con la pareja anterior. Buscar a alguien parecido, que lo sustituya como doble o alguien completamente opuesto, puede indicar que no se ha superado o el temor a volver a sufrir.