Terrores nocturnos

¿Qué son los terrores nocturnos?

Los terrores nocturnos o terrores al dormir, son trastornos del sueño con un despertar brusco. Suele suceder en el primer tercio de la noche donde se dan las fases de ondas lentas (NREM). El niño suele despertarse rápidamente de un sueño en un estado aterrorizado con síntomas de activación: sudores, gritos, taquicardias, respiración rápida. En ocasiones el niño no está del todo despierto y  no responde a estímulos externos cuando se le habla hasta minutos después y lo hace de una forma confusa sin recordar muchas veces el sueño o el contenido.

Los terrores nocturnos pueden estar asociados a:

  • otras alteraciones del sueño como el sonambulismo
  • estados febriles
  • cansancio o fatiga continuado
  • situaciones de estrés o ansiedad
  • problemas en el colegio
  • preocupaciones por exámenes
  • cambios recientes …

 

Además de la preocupación y susto de los padres en esos primeros momentos, en los niños puede interferir con el descanso y en el sueño reparador nocturno, encontrándose más cansados por el día.

Los terrores nocturnos, suelen ser evolutivos, dándose en niños más pequeños y desapareciendo con la edad.

 

Como en los trastornos del sueño en los niños, suele síntoma de otro problema, por lo que es importante saber si hay algo que le preocupa al niño y explorar las diferentes áreas: escolar-amigos-familia-estudios…para poder solucionarlo en primer lugar.

Aunque como adultos, a los padres, pequeñas preocupaciones no les parezcan importantes, hay que recordar que todos los problemas son más o menos grandes dependiendo de la edad,  abordarlos y solucionarlos es lo más importante para tener niños sanos.